De lo íntimo, putas y goces Otros.

Introitus

Este escrito es el producto de conferencias, lecturas, documentales, películas, vivencias, sueños, deseos, experiencias, pláticas de baño y de cama…

La primera parte, es un homenaje a las -putas (-mujeres gozosas, que no cobramos) que no somos *putas (*el mal necesario para los neoliberales, víctimas de la trata de blancas, regenteadas, violentadas) y a las que sí son •putas (•son prostitutas, sí cobran y no son regenteadas).

La segunda parte, comento a algunas mujeres un tanto fantásticas que, aparecen inmortalizadas en películas como “El cisne negro”, “El lado Oscuro del Corazón” y término con la María Magdalena de “El Evangelio según Jesucristo” de Saramago.

Las protagonistas de “el cisne negro” y de “el lado oscuro del corazón” serían para mí unas de las múltiples respuestas de “¿qué es la mujer contemporánea?”, esa gran evolución/devenir de la mujer: desde ser matriarca, demonio, bruja, hechicera, posesa, histérica…

Por otro lado está la Magdalena de Saramago, adorada por muchos, santa-puta, amante, esposa, amiga, compañera de Jesús, odiada y mal-dita(mal dicha) por muchos, ¿qué papel deberíamos jugar las mujeres ante la “ganada” igualdad de género?, ¿qué papel debemos de jugar como amigas, esposas, amantes, novias?, ¿qué es lo mujer ante este siglo de la información?, ¿qué sigue siendo el misterio, lo oscuro, lo negro de ese continente negro, que los lacanianos, llaman “lo Otro”, “lo mujer”?…

Aquí les dejo mi bosquejo de la cordillera de ese “lado oscuro”, del “continente negro”, de “lo femenino”…

Corpus

De amores, entregas y pasiones,

las prostitutas son las que mejor saben.

Viven cada noche: pasiones, amores, goces prohibidos, sensaciones, sentimientos, cariños y placeres,

se entregan en su totalidad al desconocido,

fluyen como un río, con rocas, peces y uno que otro pescador.

Hubo las que llevaron pescadores de hombres.

Fugaces y sensuales se entregan,

con sus pechos marchitos y muslos fuertes,

cabalgan como el Cid campeador en busca de alguien y a la vez de nadie.

Dolores vividos se intentan borrar cada noche,

malditos se buscan venerar entre goces, malos tratos, buenos pagos, malos pagos, buenos tratos,

o solo experiencias,

al fin y al cabo,

hacen el amor, fugaces.

Cuando quieren sentir, se entregan totalmente, sin importar pasados, sin importar futuros,

saben que esa entrega es total y efímera, bella y placentera,

al recibir el pago todo es como es, real y fugaz, sensible y sin amarres, comerciable y sin masoquismos.

¿Quién fuera ama y señora de las calles, rompedora de corazones y guerrillera de las sábanas?, para mí, eso y más, son ellas, las que trabajan por sentir o por hacer sienten.

Profundis

-Así lo hizo la bailarina de la película “El cisne negro”, dejó entrar ese lado femenino que, sabe fluir como el Nilo, con tiburones y peces,
ese lado siempre reprimido y señalado ferozmente por los occidentalismos,
dejó salir ese lado oscuro que, para mí, llega a ser tan brillante que, enceguece cuando se le ve, tal como a la luna que brilla en la oscuridad, y de lo oscuridad total puede emerger y salvarnos ésta luz, ésta energía lúbrica y líbica, con la que este puto mundo se mantiene de pie, ella se entrega totalmente y muere con toda la pasión, amor, energía y sabiduría, por fin se entrega totalmente y fluye, bellísima y evaporablemente.

-En la película “El lado oscuro del corazón” la implacable lucha por alcanzar nuestros deseos nos lleva a aprender a amar hasta una roca con nariz de zanahoria, pero, si esta roca no se entrega totalmente al abismo, a lo desconocido, simplemente no repele la gravedad, (no levita, no vuela, sólo es aplastada por esta fuerza.)

El deseo nos lleva a lugares inhóspitos y desconocidos, pero si lo llevas por bandera, te encuentran y se realizaran, una puta nos da la lección de fluir como un río total, corriendo bellamente, pero siempre en constante flujo, nunca detenido, ríos de fuerza y energía es la protagonista, mientras que él simplemente es un pescador más, llevado por la corriente, llevándolo a otro caudal y finalmente a tierra firme.

-Finalmente mi admiración por las putas, por todo lo que atañen, simbolizan y SON, se ve significada por una de las antecesoras que fue, María Magdalena, denigrada por los evangelios occidentalistas del concilio vaticano, ella, cuentan los evangelios apócrifos y el de “según Jesucristo”(de Saramago) era más que la mujer de Jesús, la primera en decirle «Rabbini» (maestro), fue a la que amó desde que lo curó,
desde su primer encuentro la pasión, la verdadera «Pasión» carnal ocurrió entre ellos dos, ella entregada como siempre, neta como toda mujer, acompañó a Jesús y así devolviéndole su verdadera humanidad, haciéndole gozar lo más carnal del mundo al hijo de dios, se hicieron, divinamente eróticos, carnalmente divinos,
amantes.

Sus discípulos tontos y celosos no podían entender esta pasión, ¿el divino con la puta marginada?, la que posiblemente estuvo con ellos antes de que fuera la mujer de el hijo de dios, María Magdalena, la favorita, a la que besaba en la boca a cada encuentro, la que se le entregó a dios, la que verdaderamente lo supo amar, con toda la pasión y toda la entrega que ningún adepto al cristianismo comprendería con su corta visión occidental/patriarcal, ese amor que solo se encuentra y se dan los amantes, con la entrega total, sin miramientos, sin bacilos, uno a uno, beso a beso, carne con carne, pasión con pasión, siempre libre de caminar por doquier, algo que el capitalismo/occidental/patriarcal ha prohibido y negado, engañándonos con novelillas charras, con historias falsas donde se nos prohíbe y se señala y estigmatiza el goce. El amor ilusorio con estereotipos falsos es alabado, despersonalizando, haciendo creer y sufrir por estos altos estereotipos inexistentes;
instituciones como la familia y la iglesia reprimen y castigan la sexualidad fuertemente, pero en nuestras vidas paralelas, en la calle, en la noche, debajo de las sábanas, cuando nadie nos ve, cuando dios duerme y el diablo vela, cuando la luna está llena, fluye la realidad, y la fase es luteal, el amor y la pasión, iluminan, calientan y dan de mamar al universo: amor y energía libidinal, sin temores, sin trastabillar, sin plegarias, se intercambian y se sienten en los úteros, fluyendo,
continuamente evaporándose y esporádicamente cristalizándose en forma de corazón.

Anuncios

2 comentarios en “De lo íntimo, putas y goces Otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s