pensamiento taciturno licuescente

en este mundo pasteurizado y ultramodernizado, me resulta algo desconcertante encontrar algunos mentes cerradas, dogmaticas, maniqueistas, personas enajenadas que cuentan con las más últimas tecnologías, que aun se siguen manejando bajo los conceptos de “dualidad universal”, creyendo que la religión católica Universal, sigue siendo el ombligo del mundo. en esta segunda década del siglo XXI donde el género, la religión, el arte, la ciencia y la tecnología se ven totalmente transculturizados y transversalizados, es increíble ver que estas mentes creen que todo se rige bajo las “virtudes” y que TODO cabe entre las palabras “bueno y malo”. Como neofeminista, casi-performer, cantante y tuitera me es inconcebible discernir la realidad licuescente entre estos dos términos; estas transversalizaciones la vivo y las veo todos los días. Incluso a veces formo parte de una, comunicándome con un argentino hablando sobre la situación de otro país, con una enorme diferencia de edad, hablando desde dos partes distintas del mundo con variantes del latín vulgar, a veces más vulgar que latín o español, o incluso, hablando mi precario ingles con unos musulmanes que luchan desde oriente por la dignificación de la mujer, o retiutear citas bíblicas desde mi tuiter blasfemo, dialogar con una transexual y ayudarla a ponerse su corsé en un baño de mujeres, hablar con mi abuela y decirle que odio la religión y estudiar en una escuela católica, hablar de género y estar perdidamente enamorada de un misógino, admirar los hermosos pechos de una bailarina, decirme atea y blasfemar y estar en búsqueda de mi diosa interior, sacar 10 en mis reportes de química y blasfemar de los tecnócratas y sus rigurosos métodos científicos, predicar la razón y decirme bruja, hablar de tecnócratas y convivir en una mesa con unos whiskys de por medio con otros tecnócratas, gritar desde las filas de una marcha y ver las incongruencias de esta, mi afan de querer racionalizar mi inconsciente, cortarme el pelo como hombre y sentirme tan femenina, tener el pelo larguísimo y unos aretes para colgar un perico y sentirme lo mas machorra del mundo, estar con mi pareja y decirme con su voz de macho que soy hermosa y me habla de lo especial que somos las mujeres, de nuestro goce, ¿dónde está el bien y el mal?, somos todos estos cuerpos sociales, concéntricos, que nos transversalizamos, nos enriquecemos, soy musulmana, argentina, cyborg, atea y mística, mujer macho, feminista, brujer y nazista a la vez, pecadora y alma pura somos un todo, hoy soy todo el mundo y mañana, algo marciana y me encanta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s